formularioHidden
formularioRDF

Panel Información

Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes obtener más información de nuestra política de privacidad. Si continúas, consideraremos que aceptas la utilización de cookies propias y de terceros.

Espacio cultura del vino > parma

facetas

7 resultados

SPRANGER, Bartholomeus

tipo de documento Autor

Hijo de Joachim Spranger, un rico mercader de Amberes, comenzó a estudiar pintura con Jan Mandyn en Haarlem en 1557. Una posterior estancia en París le permitió familiarizarse con la obra de los pintores de la Escuela de Fontainebleau, partiendo posteriormente hacia Italia, donde visitó Milán, Parma y Roma. En la Ciudad Eterna permaneció durante tres años, trabajando para el Papa Pío V y el Cardenal Farnese. En 1575 se trasladó a Viena, donde sería nombrado Pintor de corte por Maximiliano II. Esta carrera cortesana culminaría con su nombramiento como miembro de la Cámara imperial en 1582 y su ennoblecimiento en 1588. Tras regresar a los Países Bajos en 1602, finalizaría su carrera en Colonia y Praga. 

El contacto con estos numerosos centros artísticos europeos explica su labor como pintor y escultor, autor de obras en las que destacan los desnudos de fuerte carga erótica.

FUENTE: Museo del Prado

...

REYNOLDS, Joshua

tipo de documento Autor

 Pintor británico, hijo de un pastor protestante, ingresa en 1740 en el taller de Thomas Hudson y solo tres años después inicia su carrera profesional como retratista. Viaja en 1749 a Roma, y regresa en 1752 a Londres, pasando por Florencia, Parma, Bolonia, Venecia y París. Estudia detenidamente los monumentos de la ­Antigüedad, las obras de Rafael y Miguel Ángel y realiza dibujos de las pinturas de Tiziano, Tintoretto y Veronés. Se convierte pronto en un requerido retratista de numerosa clientela, contando con innumerables ayudantes de taller, tal como consta en sus detallados libros de anotaciones. Retrata a la elite intelectual, política y burguesa, a la que se suman los trabajos para la alta aristocracia. Como buen comerciante, difunde sus obras también a través de estampas. Partiendo de ­Antonio van Dyck y de Godfrey Kneller, reforma el concepto tradicional de la ­retratística británica y desarrolla principios que se ajustan siempre al tipo de encargo y al comitente, avivando las efigies a menudo con elementos dramáticos que acercan las imágenes a la pintura de historia. En los retratos de aparato dominan los elementos clasicistas, los gestos retóricos y las tonalidades de gran pureza; en los encargos particulares o en los retratos de formato más ­pequeño -sobre todo si el modelo pertenece al círculo de conocidos- Reynolds evoca el tenebrismo al estilo de Rembrandt, haciendo hincapié en la captación psicológica del personaje. Para retratar a las mujeres sigue una línea más idealizada, vistiéndolas a menudo con ropajes teatrales que las convierten en musas y diosas. La autoridad de Reynolds en el campo teórico es indiscutible: en 1768 se convierte en el primer presidente de la Royal Academy, predicando en sus quince Discursos sobre el arte las ideas estéticas del neoclasicismo. Su obra más madura se caracteriza, sin embargo, por un estilo menos académico, influido por su viaje a Holanda y Flandes en 1781 y por su encuentro con Pedro Pablo Rubens.

Fuente: Museo del Prado

...

CIGNANI, Carlo

tipo de documento Autor

Nacido en Bolonia en 1628, Cignani recibe su primera formación artística de un pintor secundario, Giovan Battista Cairo, aunque pasa más tarde al taller de Francesco Albani, su verdadero maestro y figura importante del clasicismo boloñés. Hacia 1650 comienza su actividad independiente y de 1655 son los perdidos frescos del Palacio Davia. Su primera obra de importancia se debe al encargo del Cardenal Girolamo Farnese, legado pontificio, para quien de 1658 a 1660 realiza los frescos del Salón Farnesio en el Palacio Público de Bolonia. El mecenazgo del Cardenal determina que en 1662 Cignani viaje a Roma, donde se detiene durante tres años y entre cuyas obras destaca por su magnitud la decoración al fresco de los laterales de la Capilla Mayor en Sant'Andrea della Valle. A su regreso a Bolonia, en 1665, Cignani tiene ya un taller considerable y el decenio que transcurre hasta su establecimiento en Parma, en 1678, es notable por su fecundidad y por el aprovechamiento de la tradición clásica boloñesa a través de la obra tardía, delicada y sensible, de Guido Reni. En Parma realiza de 1678 a 1681, por encargo del Duque Ranuccio II Farnese los frescos de temas mitológicos del Palacio del Giardino, donde colaboran sus discípulos más destacados, Marcantonio Franceschini y Luigi Quaini. En 1686 se establece en Forlì definitivamente. La pintura de Cignani abre un capítulo nuevo en la evolución del arte boloñés de la segunda mitad del siglo XVII; al clasicismo iniciar se van añadiendo elementos de la cultura romana y, trassus estancias en Parma, de Correggio, que se funden con la elegancia prerrococó de origen reniano y una poesía idílica que define y encamina el desarrollo de la pintura boloñesa hacia el extremado refinamiento del s. XVIII. A su estilo pictórico corresponden los dibujos conservados, que atemperan el naturalismo boloñés, con formas delicadas y mórbidas, en las que la sanguina difuminada adquiere características absolutamente originales. 

FUENTE: Museo del Prado

...

WINGHE, Joos van

tipo de documento Autor

Pintor renacentista flamenco.

Joos van Winghe estudió arte en su ciudad natal de Bruselas y pasó cuatro años viajando por Roma, Parma y París antes de regresar a Bruselas en 1568. Después de un corto período de tiempo en los Países Bajos gobernados por España, se trasladó a Frankfurt. Los contornos nervudos y rotos, el uso lineal del resaltado blanco, el juego fuerte de la luz, los gestos exagerados y el tratamiento de detalles son características del estilo de dibujo de van Winghe.

Fue el padre del pintor Jeremias van Winghe y es conocido por sus retratos y trabajos de género, así como por las portadas de los libros.

...

Lanfranco estudió primeramente en su ciudad natal con Agostino Carracci y a su muerte se trasladó a Roma donde en 1602 entró en el taller de Annibale Carracci, convirtiéndose junto a Domenichino en asiduo colaborador del gran maestro boloñés. A la muerte de Annibale Carracci, Lanfranco regresa a Parma por unos años (1610-12), período fructífero de su formación artística, en el que indudablemente descubre el valor de los frescos de Correggio, cuyo impacto va a ser decisivo para su elaboración del espacio ilusionístico y del intenso emocionalismo que invade entonces a sus figuras. La huella de Correggio es ya evidente en la cúpula de la capilla Buogiovanni en la iglesia romana de Sant' Agostino (1616) o en el "Éxtasis de Santa Margarita de Cortona" (1620), hoy en el Palacio Pitti en Florencia, que se convierte en el prototipo del cuadro de altar barroco, así como en los frescos de la cúpula de Sant'Andrea della Valle (1625-27), la obra maestra de Lanfranco en Roma, que determina el desarrollo de la pintura decorativa italiana. En 1634, el artista se traslada a Nápoles, donde permanece hasta 1646, realizando alli los grandiosos proyectos al fresco en el Gesù Nuovo (1635-37), la Cartuja de San Martino (1637-38), la bóveda de SS. Apostoli (1638-46) y en la capilla de San Jenaro en la Catedral (1641-43), obras cuya influencia se extiende a través de Mattia Preti, Luca Giordano y Filippo Beinaschi hasta bien entrado el siglo XVIII. En 1646, Lanfranco regresa a Roma, donde muere al año siguiente. Los dibujos conservados del artista son numerosos y la mayor parte se encuentran en la colección del Palacio de Windsor; en ellos es evidente el influjo de Correggio en la disolución luminosa de la línea y en la búsqueda de efectos pictóricos (Mena, M.: Catálogo de dibujos, VI, Dibujos italianos del siglo XVII, Museo del Prado, 1983, p. 109).

...

CARRACCI, Annibale

tipo de documento Autor

Nacido en Bolonia en 1560, estudió los fundamentos de la pintura, junto con su hermano Agostino, en el taller de su primo mayor, Ludovico. Sin embargo, ya en sus primeras obras fechadas, como la 'Crucifixión' de 1583, en Santa Maria della Carità en Bolonia, aparece la renovación naturalista de su pintura, que rompe con la tradición manierista y sobrepasa en originalidad creativa a lo enunciado hasta ese momento en las obras de su maestro Ludovico. De esos años datan asimismo su 'Carnicería' de la Christ Church de Oxford, y el 'Hombre comiendo judías', de la Galeria Colonna de Roma, lienzos en los que Annibale aparece interesado por la tendencia más naturalista de su coetáneo Bartolomeo Passarotti. A sugestión de su hermano Agostino se debe quizá el cromatismo veneciano que aparece en sus pinturas, como en el 'Bautismo de Cristo', en San Gregorio de 1585, que refleja los viajes que por esos años había ya realizado el joven Annibale a Parma y Venecia o la 'Asunción de la Virgen' en la Pinacotecas de Bolonia, de 1592. Desde 1582, el año en que Ludovico, Annibale y Agostino fundan en Bolonia la Accademia degli Incamminati, la colaboración de los tres artistas se refleja en obras de importancia como los frescos del Palacio Fava, de 1584, con 'Historias de Jasón' y los del Palacio Magnani, de 1588 a 1591, o el encargo hecho por el Cardenal Odoardo Farnese, para hecerse cargo de la decoración del palacio romano de la familia, cuya Galería principal (1597-1600), con el fresco del 'Triunfo del Amor Divino', se convierte en el ejemplo más sobresaliente de la nueva tendencia pictórica, la exuberancia y el naturalismo que Annibale aporta de Bolonia, se une con el riguroso clasicismo de inspiración romana, convirtiéndose en la obra de mayor influencia en toda la pintura posterior. Junto a Annibale trabaja Agostino, el más culto e intelectual de los hermanos, y los jóvenes discípulos llamados de Bolonia, Domenichino, Albani, Guido Reni, Lanfranco, que perpetúan en la escuela romana la brillante renovación artística de su maestro.

Como dibujante, Annibale fija las normas del estudio académico y sus numerosos dibujos aparecen repartidos en diversas colecciones, siendo las más importantes las del Palacio de Windsor y el Museo del Louvre.

FUENTE: Museo del Prado.

...

RIBERA, José de

tipo de documento Autor

Ribera es, cronológicamente, el primero de los grandes maestros españoles que surgieron en las décadas centrales del siglo XVII. Los comienzos de su educación artística son todavía objeto de conjetura, pero hay constancia de su presencia en Parma en 1611, cuando tenía veinte años. Cuatro años más tarde se encuentra en Roma, en una colonia de pintores extranjeros y llevando quizá una vida bohemia: se cuenta que abandonó la ciudad para escapar de sus acreedores. Para 1616 estaba en Nápoles, donde se casó con la hija de Bernardino Azzolino, un importante pintor local de reconocido prestigio. El reino de Nápoles estaba entonces bajo el dominio de España, y Ribera vivió en su capital por el resto de su vida. Además de tener importantes clientes de Roma y otras ciudades aparte de Nápoles, el joven pintor fue pronto descubierto por el virrey español, el duque de Osuna. Por mediación del duque y de todos los virreyes siguientes (el duque de Alcalá, el conde de Monterrey y el duque de Medina de las Torres), su obra entró a España, y en particular a la colección real.

De hecho, Felipe IV llegó a poseer más pinturas de Ribera que de ningún otro artista español (alrededor de cien, distribuidas entre El Escorial y el Palacio Real). A pesar de la influencia que ejerció Ribera sobre los pintores españoles, los críticos e historiadores del arte estiman que su estilo, tipos y temas son marcadamente extranjeros. Ribera adoptó una forma extrema del naturalismo de Caravaggio, que se manifiesta en su uso de fuertes contrastes de luz y sombra y en su galería de personajes toscos presentados con crudo realismo, pero también absorbió rasgos de otros lenguajes artísticos de la época tales como el clasicismo boloñés y el color romano. Tal diversidad de medios expresivos fue única entre sus contemporáneos españoles. Además de los temas religiosos, Ribera cultivó otros géneros que no tenían paralelo en España, tales como sus series de mendigos y de filósofos de la Antigüedad, o escenas inspiradas en la mitología clásica, que debe haber conocido a fondo. También fue dibujante prolífico y experto grabador, ocupaciones poco comunes entre los artistas españoles de ese período.

FUENTE: Museo del Prado

...

Encuentra

facetas
Etiquetas