formularioHidden
formularioRDF

Panel Information

Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes obtener más información de nuestra política de privacidad. Si continúas, consideraremos que aceptas la utilización de cookies propias y de terceros.

Espacio cultura del vino > gremio de pintores de san lucas

facetas

3 results

FRANCKEN II, Frans

tipo de documento Author

Pintor flamenco natural de Amberes, hijo de Frans Francken I y sobrino de Hieronimus Francken. En 1605 ingresó en el Gremio de Pintores de San Lucas de su ciudad natal, iniciando una carrera que llegaría hasta 1640 en la que se especializó como pintor de obras de gabinete. Muy importante es su aportación al género de los cuadros de galerías de pintura, que influirían en artistas como Teniers. Su obra parte de la de Jan Brueghel de Velours, aunque también tiene evidentes influencias de sus antecesores de la familia Francken. Las deudas de sus producciones más tempranas con el manierismo y la pintura del siglo XVI se aprecian tanto en la estructura de las composiciones, como en el ritmo y expresión de sus figuras. Además, éstas incluyen alusiones evidentes as la obra de artistas italianos como Rafael, Veronés o Zuccaro. Del mismo modo, se ha demostrado la utilización de estampas de Durero o Lucas de Leyden para algunas de sus figuras. La rica producción de Francken II puede dividirse en cuatro etapas. Las primeras obras denotan su inicial vinculación con la pintura y el estilo propios del siglo XVI, con puntos de vista altos y una clara falta de cohesión en las transiciones de los distintos planos. Asimismo, utiliza colores locales, especialmente marrones, azules y verdes. Características son sus figuras de grandes ojos negros, logrados a través de toques de negro carbón, que se prolongarán durante toda su carrera. En una segunda etapa, a partir de 1610, su paleta se va haciendo más clara, a la vez que los temas e interpretaciones, repetidos incansablemente a través de varias réplicas, le procuran un corpus pictórico inmenso y fácilmente reconocible. Es el momento de la inclusión de figuras, especialmente mujeres estereotipadas que se repetirán a lo largo de su obra. En un tercer momento, desde 1620 empiezan a aparecer típicas figuras masculinas tocadas con turbantes o gorros frigios, mientras que sus composiciones denotan un carácter profundamente ecléctico. La luminosidad general alcanza ahora su cénit, determinando el esquema cromático de la obra, en parte influenciado por la armonización general que se daba a la vez en la pintura de historiaen la escuela flamenca. Quizá por este sentido de adecuarse a las novedades en la última fase de su producción, a partir de 1630varió hacia composiciones donde el color local evolucionaría hacia tonalidades generales, frecuentemente marrones, siguiendo tanto el estilo de Rubens como el de la pintura holandesa de su momento. También realizó obras de altar, aunque en ningún caso logró acercarse a la monumentalidad de la obra de Rubens. Entre ellas destaca el altar del Gremio de los Cuatro Mártires Coronados de la catedral de Amberes (Koninklijk Museum voor Schone Kunsten, Amberes), donde el estilo arcaico que utiliza probablemente responda al interés por adecuarse al estilo de Martin de Vos e incluso al de algunos miembros de su propia familia. Por último, destaca su colaboración con otros artistas, en cuyos paisajes o escenas de interior pintaba las figuras, siendo habitual su cooperación con Tobias Verhaecht, Joost de Momper II, Pieter Neefs o Paul Vredeman de Vries, entre otros."; José Juan Pérez preciado, en Enciclopedia del Museo del Prado, t. III, pp. 1095-1096.

FUENTE: Museo del Prado

...

BRUEGHEL, Jan

tipo de documento Author

Jan Brueghel el Joven fue un artista independiente y de gran talento, que a veces ha sido poco valorado en la historiografía. Fue el hijo mayor de Jan Brueghel de Velours y, por tanto, nieto de Pieter Brueghel el Viejo. Probablemente se formó en el taller de su padre, quien le incitó a viajar a Milán en 1622 y a ponerse al servicio del cardenal Federico Borromeo. Desde Milán viajó a Malta y Sicilia. Cuando en 1625 recibió la noticia de la muerte de su padre, regresó a Amberes para hacerse cargo de su taller. Ese mismo año aparece inscrito como maestro en el Gremio de Pintores de San Lucas. Vendió las pinturas que dejó su padre y terminó con éxito las obras aún inacabadas. También produjo una cantidad de pinturas pequeñas siguiendo el estilo de su progenitor, pero que vendió a precios menos elevados. Repitió las naturalezas muertas, las guirnaldas de flores, los paisajes y las alegorías de su padre, pero no lo hizo como un mero copista, sino que incorporó novedades y supo dotar a su obra de un acento personal. En 1626 contrajo matrimonio con Anna Maria, la hija de Abraham Janssen, con la que tuvo once hijos, cinco de los cuales serían pintores. En 1630-1631 la corte de Francia le encargó un Ciclo de Adán. Después de haber trabajado para la corte de Austria en 1651, regresó a Amberes en 1657, donde residió hasta su muerte.

FUENTE: Museo del Prado

...

VEEN, Otto van

tipo de documento Author

Pintor y dibujante flamenco de origen holandés. Adquirió una relevante formación intelectual con el pintor y humanista Dominicus Lampsonius y desde 1575 hasta 1580 estuvo en Italia, donde conoció la obra de Federico Zuccaro. A su vuelta a los Países Bajos entró al servicio de Ernesto de Baviera y posteriormente de Alejandro Farnesio. A la muerte de éste se instaló en Amberes, en cuyo Gremio de Pintores de San Lucas ingresó en 1593. Fue altamente respetado como maestro de pintores -entre sus discípulos destaca Pedro Pablo Rubens-, pero también por los magistrados de Amberes, quienes le nombraron ingeniero de la Ciudadela, y por la corte, trabajando para el archiduque Alberto. Su obra gira en torno a la pintura de historia y religiosa. Algunas de sus primeras composiciones, como Los desposorios de santa Catalina (Musées des Beaux-Arts de Belgique, Bruselas), demuestran el conocimiento de la obra de Rafael y Correggio, aunque en otras ocasiones se aproxima a la obra de los Carracci, apreciable en el tratamiento clasicista del modelado de las figuras. Como pintor de retratos, aunque rea­lizó varios individuales para sus patronos, destaca su con­tribución al retrato de grupo. Su Autorretrato rodeado de su familia ­(Musée du Louvre, París) demuestra su habilidad para aunar diferentes gestos pero también para representar la idea de la concordia familis, desde un punto de vista humanista. De hecho, su faceta de pintor erudito le llevó a realizar numerosos ­dibujos de alegorías, recogidos en diversos volúmenes que presentan a Otto van Veen como el principal emblemista de su tiempo, insertándose en la corriente neoestoica iniciada en Flandes por Justus Lipsius.

...

Find

facetas
Tags